Vende tu viejo movil al mejor precio del mercado

viernes, 3 de marzo de 2017

Consejos para comprar un disco duro externo

Qué es un disco duro y para qué sirve


Un disco duro, también llamado disco rígido (en inglés HDD o Hard Disk Drive) es un componente para almacenar documentos no etéreos (es decir, digitales) que emplea un sistema de grabación magnético para almacenar archivos informáticos. Se compone de uno o más platos o discos rígidos, unidos por un eje solidario que va a enorme velocidad en el interior de una carcasa de metal o plástico convenientemente sellada. Sobre cada disco o plato, va situado un cabezal de escritura o lectura que va flotando encima de los mismos gracias a la propia rotación de los discos al girar.


Los discos duros permiten almacenar datos desde unos 100GB los más baratos hasta 3TB o 4TB los últimos modelos aparecidos en el mercado. Como información diremos que 1GB o Gigabyte son 1000MB o Megabytes (en realidad son 1024 MB pero conforme a la doctrina internacional de estandarización de medidas, las marcas de discos duros aproximan o simplifican esos 24Mb). Además, 1TB o Terabyte equivale a 1000GB o Gigabytes, lo cual da una idea de la gran cantidad de datos que podemos almacenar en este tipo de dispositivos.

Un tipo especial de discos duros externos son los denominados SSD (acrónimo de Solid State Drive en inglés), el cual es un componente de almacenamiento de documentos que usa una memoria digital similar a la memoria flash, o una memoria etérea como la SDRAM, para almacenar documentos, en lugar de los platos o discos giratorios magnéticos que comentábamos al principio, los cuales incorporan los discos duros habituales.

En ExtremeTech señalan que si los comparamos con los discos duros “de toda la vida”, las unidades SSD son menos propensas a dañarse por golpes y son bastante más resistentes. Los SSD utilizan la misma interfaz que el tipo estándar de disco duro de manera que son intercambiables sin que sea necesario acudir a algún tipo de adaptador o tarjetas de expansión para hacerlos compatibles.

El inconveniente de los discos duros SSD es que son bastante caros en relación a los convencionales, y apenas hay información y soporte para ellos.

Recomendaciones al comprar un disco duro externo


A la hora de comprar discos duros externos, ¿en qué hay que fijarse para escoger el que más nos convenga? Ahora veremos las particularidades que más intervienen en el rendimiento y calidad de este tipo de dispositivos de almacenamiento:
  • En primer lugar nos fijaremos en su capacidad, teniendo en cuenta que cada persona puede precisar una tamaño diferente según sus necesidades o intereses. Sin embargo es aconsejable elegir un disco duro externo mayor de tamaño mayor al que realmente necesitemos para no vernos limitados de espacio. Aún en el caso que pienses que es suficiente, cada día necesitamos almacenar más y más datos, y las aplicaciones y archivos para guardar cada vez son más pesados.
  • Otro factor importante es el diseño o tamaño físico, ya que si es un disco duro externo portátil, lo suyo es que sea de tamaño reducido y elijamos un modelo de 2,5 pulgadas. En cambio, si su uso es para sobremesa, con un tamaño de disco duro externo de 3,5 pulgadas nos irá bien y son más baratos (aunque por supuesto también podemos elegir el de 2,5 pulgadas).
  • Por cierto, no sólo es cuestión de tamaño sino también de funcionalidad, y es que los discos duros de 2.5 pulgadas están pensados para el movimiento y están mejor preparados para golpes, vibraciones, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario