Vende tu viejo movil al mejor precio del mercado

martes, 20 de junio de 2017

Ollas programables, consejos de compra y dónde conseguir un buen precio

No siempre resulta sencillo cuidar nuestra alimentación, sobre todo si trabajamos y no disponemos de mucho tiempo para cocinar. En este sentido tenemos que tener claro que la comida rápida nunca debe ser una opción a considerar, sobre todo existiendo aparatos electrodomésticos como los robots de cocina o las ollas programables que nos van a permitir llevar una alimentación saludable de una manera cómoda y sencilla.

Ollas programables

En el mercado existe una oferta prácticamente interminable de ollas programables por lo que resulta bastante complicado tomar una decisión de compra correcta; decisión que, como es lógico, debe ajustarse a nuestro presupuesto y a nuestras necesidades. En este artículo os indicaremos cuales son las características de estos aparatos que debéis valorar a la hora de elegirlos.

Ollas programables, cómo funcionan


Se puede decir que una olla programable es el Ferrari de las tradicionales ollas exprés. La principal diferencia es que incorporan elementos de alta tecnología que hacen que cocinar resulte realmente sencillo, y todo sin necesidad de estar pendiente de como los alimentos se van cocinando. Los alimentos se cocinan como en las ollas exprés, mediante el sistema de vapor a presión, pero en menos tiempo y de forma autónoma.

Para cocinar unas verduras, unas legumbres o un estofado, basta con introducir los alimentos en la olla, cerrar la olla, situar el selector en el programa adecuado y apretar el botón de encendido (lógicamente este tipo de ollas funcionan con electricidad y tienen que estar conectadas a un enchufe). Después de esto solo tendremos que esperar a que la olla programable haga su trabajo para finalmente poder degustar un plato sano y nutritivo.

En una olla programable todo se controla electrónicamente: hora de comienzo, presión de vapor interior (esto permite cocinar desde arroces y pastas hasta carnes y pescados), tiempo de cocción, etcétera. Estos aparatos asan, cuecen, cocinan al vapor e incluso elaboran alimentos a la plancha, y todo ello sin intervención manual. No obstante, no todas las ollas a presión ofrecen las mismas funcionalidades.

Qué tener en cuenta al elegir una olla programable


Facilidad de limpieza. Cuando vayamos a comprar una olla programable deberemos informarnos sobre el proceso de limpiado. Hay que tener en cuenta que este aparato los usaremos prácticamente a diario y que tendremos que limpiarlo muy bien después de cada uso. La mayoría de las ollas se fabrican con piezas de acero inoxidable y plástico que pueden limpiarse fácilmente con agua y lavavajillas líquido, incluso algunas piezas pueden lavarse en el friegaplatos.

Capacidad y dimensiones. No es lo mismo cocinar para dos que para una familia numerosa. Dependiendo de para cuantas personas debamos cocinar, así deberá ser el tamaño de la olla programable que decidamos adquirir. Como norma general una ración de comida requiere un litro de capacidad. En el mercado existen ollas programables desde los dos hasta los diez litros.

Consumo de electricidad. Lógicamente a mayor capacidad, mayor consumo, por eso es importante no comprar una olla de gran capacidad si realmente no es lo que necesitamos. Una forma de ahorrar energía eléctrica con una olla programable es limitar los periodos de tiempo en los que el aparato se limita simplemente a mantener la comida caliente.

Precio. No nos podemos olvidar del precio, no todas las marcas cuestan lo mismo. Deberemos comparar las características y los precios de diferentes modelos, para ellos es recomendable recopilar información en algún sitio online, como por ejemplo la tienda de electrodomésticos LA TIENDA DIRECTA.

Panel de instrumentos y temporizador. Es importante que la olla programable sea sencilla de utilizar y que el panel de instrumentos nos facilite la tarea. Muchas de las ollas programables vienen con un libro de recetas donde se indica para los diferentes platos que programa seleccionar, esto suele resultar de gran ayuda sobre todo si no somos cocineros expertos. Otro elemento importante es el temporizador, que permite programar el aparato para que tenga la comida lista a una hora determinada.

Elementos de seguridad. Como pasa con todos los aparatos electrodomésticos, es importante que la olla programable sea de una marca conocida, de esta manera estaremos seguros de que el aparato ha pasado todos los controles de calidad exigidos por la legislación europea. Debemos recordar que los aparatos electrodomésticos tienen que disponer de una garantía mínima de dos años.

Si estáis valorando el comprar una olla programable, espero sinceramente que este artículo os haya resultado de utilidad, ya sabéis que nosotros siempre recomendamos la compra online porque es la mejor manera de conseguir un buen precio. Por otro lado, Si tenéis alguna pregunta o queréis dar vuestra opinión sobre estos aparatos, tenéis abiertos los comentarios para ello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario